jueves, 13 de enero de 2011

Mantén los pies en el suelo, no a tres metros sobre el cielo. Cuánto más arriba se sube, más daño se hace uno al caer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario