miércoles, 16 de febrero de 2011

Anoche no pude dormir pensando que habíamos terminado. He dejado de amargarme porque sé que lo que tuvimos fue real. Y si en algun lugar, en un futuro lejanos, nos reencontramos en nuestras nuevas vidas, te sonreiré con alegría y recordaré como pasamos el verano entre los árboles, aprendiendo el uno del otro y creciendo en el amor.

1 comentario:

  1. me gusto tu texto. es algo que muy pocas personas logran reflexionar después de un suceso así. un beso cuídate :*

    ResponderEliminar