martes, 8 de febrero de 2011

Tenemos la mala constumbre de querer solo a medias.
De no mostrar lo que sentimos a los que están cerca.
Tenemos la mala constumbre de echar de menos lo que amamos.
Y sólo cuando perdemos es cuando aroñamos.
Tenemos la mal costumbre de perder el tiempo buscando metas falsas, tantos flasos sueños.
Tenemos la mala costumbre de no ofrecer lo que verdad importa.
Y sólo entonces te das cuenta de cuántas cosas hay que sobran.
Tenemos la mala costumbre de buscar excusas para no desnudar el alma y no asumir las culpas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario