lunes, 4 de junio de 2012

Nada es lo que parece.

Ni todo lo blanco es blanco, ni todo lo negro es negro. Ni toda la gente que parece buena lo es, ni la gente que parece mala lo es.
He de decir que tengo miedo, tengo miedo de vivir y también de morir, tengo miedo de hacer las cosas mal y también de hacerlas bien. A lo mejor parece estúpido, pero tengo miedo, tengo miedo de vivir el día a día porque nada es lo que parece y eso me asusta; nunca que sabe en quién puedes confiar y hay veces en las que confías en las personas equivocadas y viceversa.
Y si digo todo esto es porque, a mis casi diecisiete años, he vivido demasiadas cosas y no todas buenas. He confiado en quién no debía y he fallado a quién no se lo merecía. He sido injusta con la gente que no se lo merecía, y ahora, que ha pasado mucho tiempo, me arrepiento porque siento que soy una persona asquerosa que no sabe perdonar los defectos de los demás cuando yo sé que tengo más defectos que cualquier ser humano en la tierra. También me arrepiento de haber sido demasiado justa con la gente que no se lo merecía, porque al contrario que yo, esa gente, no se siente asquerosa por haberme fallado, por haber sido injustos conmigo.

2 comentarios:

  1. Me ha dado muchas penas leer tus últimas entradas. No sé si mi comentario te puede ayudar pero lo voy a intentar. No debes tener miedo, sé que cuesta perder el miedo, pero hay que intentarlo, todo está en tu cabeza y lo puedes conseguir. No tienes que tener miedo a NADA, ¿qué es lo peor que puede pasar?¿qué si haces daño o si te ahcen daño? Pues ya pasar, nada es para siempre.
    Además, tienes que comenzar a quererte a ti misma. ¡Que le den a esta mierda de sociedad! Estoy segura que aunque hasta ahora no haya sido así, te encontrarás con millones de personas que te sabrán valorar.
    No dejes que nadie apague tu luz. Ármate de valor y sal a comerte el mundo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, intentaré aprender a quererme a mi misma, porque si no me quiero yo, ¿quién va a hacerlo?.
      La sociedad es una mierda y espero que ya no me importe mucho lo que la gente diga o haga, es mi vida y quiero empezar a ser feliz sin necesidad de depender de los demás.

      Eliminar