martes, 26 de junio de 2012

Para ti:

Es cierto, el tiempo pasa deprisa, tan deprisa que siento que ya no queda nada, que me voy ya, que mi tiempo aquí se ha agotado, que mi etapa, la etapa de la que tú has formado parte, se acaba. No me gusta  la idea de irme, de alejarme de todo esto, no solo porque pierdo toda mi vida aquí, sino porque también, de algún modo, te pierdo a ti. 
A lo largo de mi vida he tenido muchas amigas, pero ninguna como tú, tú eres especial, eres de esas personas que siempre estarán ahí, de esas personas que aunque oculten sus sentimientos sabes perfectamente lo que sienten, de esas personas que transmiten solo cosas buenas, de esas personas con las que es imposible enfadarse, porque cuando lo haces, te sientes mal contigo misma porque esa persona, en cierto modo te complementa, de esas personas que solo te encuentras una vez en la vida.
Eres de las pocas personas que han visto como soy realmente, que saben como me siento o cómo me afectan las cosas; eres alguien que ha estado conmigo tanto en los malos momentos, como en los malos.
¿Sabes?, no me hago a la idea de que te vaya a dejar de ver, me es imposible, me cuesta imaginar tener que levantarme un día cualquiera para ir a clase  y no tener que pasar por tu casa, no tener que esperarte porque aunque sé que tardarás,estaré ahí 10 minutos antes para intentar no llegar tarde aunque sea inevitable.
Me cuesta pensar, que ya no nos pasaremos horas al teléfono hablando de tonterías o de cosas que tú solo y yo entendemos, que ya no iremos cantando juntas por ahí cantando mientras la gente nos mira raro.
Estoy escribiendo esto y no puedo evitar llorar, sé que puede parecer imposible, porque intento ser una persona fuerte, pero ya me conoces, cuando quiero, soy la persona más sensible del mundo. Creo que no tendría tiempo para escribir todas las cosas que hemos hecho, todas nuestras tonterías, todo lo que hemos vivido en estos casi cuatro años, todas las 'aventuras' que hemos vivido, nuestra lista de chicos guapos o cómo nos divertíamos haciendo creer a la gente que nos enfadábamos,
Tampoco tendría tiempo para agradecerte por aguantarme, por estar ahí conmigo, a pesar de mis millones de defectos y mis pocas virtudes, si es que tengo alguna. Tú, me has apoyado, me has animado y, de un modo u otro, siento que en ocasiones me has entendido mejor que cualquier otra persona.
Y ahora me pregunto: ¿qué será de mí sin ti?, pero me alegro de que hayan medios para poder comunicarnos, ya sea por facebook, twitter u otra red social.
Como he dicho, ya no queda nada; sé que no crees en el destino, pero si nos unió una vez, no dudes que lo hará dos o más veces.
SIEMPRE ES SIEMPRE, ¿lo recuerdas?.

                                                                                                     

                                       Te quiero infinitamente.




                                                                                                                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario